martes, 9 de abril de 2013

Bastion: Supergiant games y su particular forma de ver el mundo.

El logo del juego ya mes llamó la atención gracias a sus transparencias
"Hola me llamo Irwin y Supergiant Games tiene la culpa de que me pase el día enganchado al ordenador".

Es mi declaración como mascota jugona referente a la última tentación que tengo y que me está haciendo dejarme las patitas pegadas al ratón de mi portátil.

Hace tiempo, echando una partida pachanguera al Team Fortress 2, a través de Steam, tuve la gran oportunidad de ver un anuncio del juego del que os voy a hablar hoy: Bastion. Me ecantó. Sus gráficos y la jugabilidad que presentaba el trailer me llamaron tanto la atención que me lo compré.

La verdad es que no puedo decir que me arrepienta. Me lo he pasado cuatro veces sólo para comprobar  hasta donde alcanzan las posibilidades que te plantean y creo que serán unas cuantas más antes de que me canse. Es un juego donde una vez has terminado sólo quieres probar y probar otras opciones de las muchas que plantea, hasta agotar todas las posibilidades.

Se lo han currado a base de bien. La historia es perfecta, la jugabilidad increíblemente versátil y a pesar de ser un juego de "mata-mata" enemigos uno tras otro, no deja de impresionarme la posibilidad de hacer el nivel mucho más complejo a medida que avanzas en la historia.

Los gráficos son lo mejor que he visto en mucho tiempo, tienen una estética retro-manga que enseguida te hace querer ver las siguientes pantallas. Los personajes enamoran desde el primer minuto. Tanto el protagonista como los secundarios son increíbles. Los malos son malos de verdad, y pueden ser mucho más malos si activas los Ídolos, lo que incrementará la dificultad de matarlos y donde puedo aseguraros que conseguiréis morir con una facilidad pasmosa, lo que pone a prueba nuestro nivel una y otra vez. De verdad que hay que felicitar a los chicos de Supergiant Games por esta pedazo de genialidad.

La historia

Durante nuestro paseo por este mundo nos meteremos en la piel de Kid, el protagonista; un superviviente de la catástrofe conocida como El Gran Desastre. Gracias a los pasos que demos vamos a ver como el escenario se construye poco a poco, recreando la historia pasada hasta llegar al Bastión, el núcleo central del juego.

esta es la primera pantalla del juego, como veis El Gran Desastre adquiere su máxima expresión con esta imagen

El viaje es una experiencia literaria. Un narrador nos guiará a través del tiempo y nos meterá de lleno en el pasado, el presente y el futuro del mundo, de forma que conseguiremos saber no sólo lo que ocurre si no también cómo sucede. La forma de describir todo el contexto no sólo es original, también nos dará indicaciones de por donde hemos de seguir en cada momento.

Una vez en el bastión tendremos la posibilidad de armarnos, de valor, y enfrentarnos a todo lo que se nos ponga por delante. Las habilidades se van desarrollando conforme al contexto. Pasaremos de manejar un arma a tener dos y un especial. Nos van a enseñar a protegernos de los ataques y a devolverlos con un escudo, lo que viene siendo un contraataque de toda la vida.

Nuestra misión es muy simple: reconstruir el bastión. Para ello tendremos que ir recogiendo unos cristales que estarán escondidos, o no, en partes destruidas del mundo, viajaremos para visitarlos y enfrentarnos a nuestros enemigos, rescatando especies en vía de extinción por el camino que nos lo agradecerán de por vida.

Además nos encontraremos con secundarios que quitan el hipo, nos ayudarán a resolver enigmas y nos animarán a continuar adelante. Tendremos que tomar decisiones que afectarán al futuro del enclave, pero no os precipitéis, aún tendréis que pasar por mucho antes de llegar a eso.

no os fiéis de la adorabilidad de Pyth
La mecánica del juego

Logros, armas nuevas, puntos de experiencia a invertir, selección de habilidades secundarias, pociones de restauración de vida, y extras... Es todo lo que nos vamos a encontrar y que nos hará sentir como niños guiados por un maestro durante todo el juego. También podremos darnos un chapuzón de experiencia enfrentándonos a Malos, a los Más Malos todavía y Mucho Más Malosos (como los ratones que me roban el queso) en las arenas que tendremos que desbloquear a lo largo de la historia.

Si decidís activar los ídolos tener en cuenta que moriréis rápida y fácilmente: desde la recuperación rápida de los enemigos, hasta el crecimiento instantáneo, pasando por aumentar el número de los mismos hasta hacerlo prácticamente imposible. Yo aún no he conseguido pasar de la primera pantalla con los diez ídolos que puedes activar.

Los movimientos son simples, vienen predeterminadas las teclas clásicas que podremos modificar si no nos apañamos, los disparos se redireccionan con el ratón, así que para este juego necesitaremos tener las dos manos (en mi caso patitas) y los ojos bien atentos a la pantalla. No perdáis el hilo de la historia porque es muy posible que nos maten, y tendremos que empezar todo el área de nuevo. Este es, bajo mi punto de vista,  el único punto negativo, tiene autoguardado y no puedes dejar un área a la mitad, así que las arenas se convierten en auténticos infiernos divertidos y llenos de monerías.

Otro de los puntos a su favor es la banda sonora, increíble, perfecta, armoniosa, que nos va ayuda a querer jugar, e incluso a comprarla y tenerla en el mp3 como la tengo yo, ya me sé prácticamente todas las canciones (es difícil maullarlas pero merece la pena ver a  mis dueños reirse de mi), para muestra os dejo el ejemplo. Quizás la canción que más me guste.



Disponibilidad

Es recomendable comprarlo a través de Steam, podéis comprarlo por 13,99 €, aunque podéis descargaros una demo gratuíta para que podáis ver si os gusta o no. La recomendación es muy simple, porque aunque al principio Supergiant Games no quería al final han acabado sacando un par de DLC que son completamente gratuitos y que también podemos conseguir para Xbox 360, aunque en este caso pagaremos un euro más. La descarga para la videoconsola de microsoft está disponible a través de Xbox Live Arcade 360. Existen además versiones para IOS, ya nos faltaría que lo hiciesen para Android y todos felices y contentos.

Conclusión

Que juguéis, carajo, a mi me ha encantado tanto de Supergiant y su lanzamiento que ya estoy esperando a que terminen su segundo juego para comprarlo también. Me ha gustado no sólo por su versatilidad, también los gráficos y el modo de juego: una primera persona apoyada por un narrador. Totalmente imprescindible en tu disco duro.


uno de mis amigos está observando la pantalla final, no sé a qué esperáis vosotros para hacerlo





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante =)